En el tunel

Oí una melodía que provenía del tunel.

Me paré delante de el, y solo levanto la cabeza un momento para sonreirme.

Lo que salía de aquella guitarra era extraño, e inquietante.

Su perro y yo como únicos expectadores de su viaje.

Pareciera que quisiera encontrarse en esos acordes.