En la playa

Los solitarios.
Los desencantados.
Los que ya no firman más contratos de diablos.
Los que luchan.
Los cansados de luchar.
Los que son.
Los que buscan ser.
Los que quieren ser y no pueden.
Los perdedores a ojos ajenos.
Los que cuestionan.
Los que sufren.
Los que se plantean su cordura.
Los.
Todavía nos queda observar la belleza del amor, desde el tercer plano.

Caminos de ida...
... y vuelta